EL VALOR DEL TRABAJO TÉCNICO Y LA PROBLEMÁTICA DEL ENCARECIMIENTO DE MATERIALES

Compartir:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

El valor del trabajo técnico

Ring ring, suena el teléfono del despacho de CYD. Descolgamos, preguntamos quien es y descubrimos que es un nuevo cliente que solicita alguno de los servicios que prestamos como Gabinete de Ingeniería y Arquitectura. Si revisamos nuestras estadísticas, sabremos que el trabajo que precisa el cliente será de índole ingenieril y, generalmente, versará sobre cálculo estructural.

Éstos, suelen ser personas especializadas en el sector, Arquitectos, Arquitectos Técnicos u otros Ingenieros o despachos relacionados con el sector de la construcción, que ponen en valor la premisa de que el trabajo ingenieril es dar también por sentado que los procesos que gozan de menos originalidad o creación dentro del propio proyecto, son una pata fundamental del mismo y que se requiere de personas expertas y un grado muy alto de cualificación para que este trabajo sea satisfactorio y de buena calidad.

Una buena consultoría no sólo arroja la información del programa de cálculo empleado en formatos CAD con escaso tratamiento, sino que emplea criterios lógicos y eficientes para su dimensionado, conjuga de la mejor forma posible arquitectura con estructura y presta especial atención a que la futura obra sea lo más sencillo posible de construir.

Y es que, para que el resultado que buscan nuestros clientes goce de profesionalidad y seguridad técnica, necesitamos seguir unos pasos que siempre se repiten:

Racionalización y predimensionado.

En esta primera tarea se busca una propuesta estructural que goce de seguridad y resulte lo más económica posible. Un trabajo que puede parecer simple, pero que requiere de dedicación, agudeza y de notable experiencia en diseño y construcción. Porque, como decíamos antes, si queremos aunar las tres patas clave en el desarrollo de un proyecto, debemos contemplarlas desde la primera fase. Y aunque parezca una obviedad, no todos los estudios emplean la dedicación que requiere.

Dimensionado.

Una vez hemos acabado con el predimensionado, se pasa al cálculo estructural y a la edición de la estructura. En este proceso marca la diferencia la unificación de materiales como son las longitudes de barras corrugadas, la minimización del número de perfiles de acero laminado y, sobre todo, el estudio pormenorizado y visión crítica a la hora de interpretar los cálculos que realizan los programas informáticos. Muchas veces es necesario realizar cálculos a mano o con tablas creadas en el propio gabinete.

Con ello conseguimos abaratar significativamente la estructura y la mano de obra. No es lo mismo tener las vigas del proyecto con dos calibres y refuerzos con longitudes homogeneizadas cada 25-50 cm que con cuatro calibres y barras de longitudes totalmente dispares.

Producto.

Finalmente llegamos al último paso, que es el producto que finalmente se vende: los planos. Éstos contemplan todos los detalles personalizados y necesarios para el desarrollo de la obra y toda aquella información de relevancia, con cada elemento definid a la perfección de forma ordenada y estética.

Conclusiones.

Nuestra metodología de trabajo tiene como ventajas, por ejemplo, ampliar luces en viviendas que precisaban espacios diáfanos por arquitectura, eliminando pilares y abaratando costes, elección del tipo de cimentación más adecuada, o la propia reducción de costes en mano de obra y tiempo de ejecución.

Y es que todo este proceso es cada vez más importante debido al exponencial crecimiento del precio de materiales derivado de la inflación por multitud de factores, entre ellos el encarecimiento de la energía o la propia guerra de Ucrania.

Por poneros algún ejemplo, el precio de una pieza de ladrillo que hace meses podíamos adquirir por 0,13€, hoy ya ronda los 0,95€. El precio del m3 de hormigón se va a ver incrementado en unas semanas unos 10€ sobre el precio que ya venía siendo al alza. Y el kg de acero ya ronda los 2€ en el corrugado y 3€ en el laminado cuando hace unos meses estaba en torno al 1,20 y 1,50€ respectivamente.

subida precios materiales construccion

Ilustración 1. Incremento del precio de materiales de construcción en las últimas décadas. Fuente:  https://tematicas.org/sintesis-economica/indice-del-coste-de-materiales-de-la-construccion-fomento.svg

El valor del trabajo técnico.

El encarecimiento exponencial de los materiales durante este último año, ha puesto de manifiesto la importancia de contar con un equipo de especialistas que lleven a cabo un buen trabajo técnico -que pasa por las fases que os hemos expuesto- y por la consideración tanto del diseño como de la ejecución.

Y es que el valor de un buen trabajo técnico reside en el ahorro de materiales y en la calidad del producto final. Una constructora puede llegar a rebajar hasta 4€/m2 por forjado y una obra bien editada puede suponer un 15% de ahorro en mano de obra.

Dicho en palabras llanas, contratar un buen trabajo técnico implica que “lo barato, a la larga, no nos salga tan caro”.

Mantente al día

Más novedades