OPTIMIZACIÓN ESTRUCTURAL EN VIVIENDAS UNIFAMILIARES

 LA OPTIMIZACIÓN EN DOS VÍAS: MATERIALES Y MANO DE OBRA

Muchas veces las estructuras más menospreciadas y maltratadas son las de las viviendas unifamiliares, por considerarlas pequeñas, “sencillas” o desconocer todos los factores de cálculo aplicables.

El hecho de poner al servicio de una pequeña estructura todo el conocimiento de una ingeniería sólida, lógica y con una fuerte componente de obra en la base, hace que se pueda optimizar toda estructura por pequeña que sea.

La pregunta que todos nos planteamos cuando nos enfrentamos a una estructura pequeña, por ejemplo de 200 m2 en una sola planta y una cimentación sencilla por zapatas siempre es la misma:

“¿Merece la pena buscar la optimización de materiales en cada nudo, en cada viga, optando por diversificar los armados, con lo pequeño que es esto?”

Para nosotros la respuesta está clara:

La optimización económica en esta tipología estructural viene de la mano de dos factores que deben estar conjugados a la perfección;

Por un lado, el uso correcto de los materiales, seguidamente cuidar la disposición correcta de los armados y geometrías que hagan que el trabajo de puesta en obra sea sencillo, viable y práctico; y por último concebir la estructura con lógica y algo de cariño, imaginando con la precisión propia del profesional cuáles serán las partes más solicitadas, en qué sentido disponer los pilares, o qué luces serán excesivas para uno u otro tipo de forjado.

Es decir, optimizar no sólo es intentar disponer la mínima cantidad de acero y hormigón, sino que también es llegar al equilibrio de igualar y racionalizar elementos que tengan un estado tensional similar y elaborar detalles de armado y encofrado SENCILLOS y VIABLES.

        (Ejemplo de plano estructural de vivienda unifamiliar aislada, con todos sus detalles y un cuidadoso estudio de optimización realizado)

ALGUNOS CONSEJOS

Hay que pensar que por mucho que elaboremos planos precisos, fiables y detallados, no dejan de ser papel. Alguien (el contratista) debe llevar a la realidad nuestros planos, y por eso es una pieza fundamental a la que hay que tratar con respeto, escuchar sus consejos y tratar de facilitar la puesta en obra. Lo agradeceremos todos los agentes implicados, y de paso el bolsillo del promotor.

Esto no significa “ceder” a todo cambio que se proponga, al contrario, se trata de llevarlo todo pensado para que no se produzcan tales cambios. Para ello hay que:

  1. Tener previsto y comprobado que todos los nudos, encuentros, nervios, y piezas son FERRALLABLES, y posteriormente hormigonables. Es decir, que quepa el vibrador.
  2. Intentar ir a geometrías sencillas.
  3. Diseñar la estructura con la mímina cantidad de saltos posibles. Si el forjado puede ser plano mejor.
  4. Los cantos de las piezas es viable hacerlos hacia arriba en lugar de descolgados.
  5. Las longitudes de las barras deben estar estudiadas para que sean números enteros, se debe primar el mínimo despunte posible.
  6. No mezclar diámetros a lo loco.
  7. Previsión de patinillos, pasos y huecos.
  8. Elección de la mejor tipología estructural a cada caso. Existen infinidad de soluciones en el mercado que las ingenierías estructurales debemos conocer y manejar.

                               (Detalles claros, sencillos y eficaces marcan la diferencia en la puesta en obra)

EJEMPLOS Y RESULTADOS

Hace unas semanas tuvimos un caso flagrante en el estudio de estructura de vivienda unifamiliar maltratada. Se trataba de una vivienda con cimentación por losa de canto 80 cm, muros de sótano de 40 cm, una planta baja de forjado unidireccional de canto 30 con todas las vigas de canto 45 cm, pilares de 40×40 (todos), una planta primera de la misma tipología que la planta baja, y un torreón, sumando un total de 300 m2 de estructura.

La valoración de la ejecución de dicha estructura por sendas empresas contratistas especializadas rondaba los 115.000€

Advertido el propietario de que la estructura se les antojaba “sobredimensionada” decidimos en el estudio proponerle al cliente una nueva estructura, en la que la losa de cimentación se optimizaba a 60 cm de canto, los muros pasaron a 30 cm, el forjado pasó a 27,5 cm de canto PLANO en unidireccional, y se optimizaron la dirección y geometría de los pilares, creando 3 tipologías diferentes.

Cuando presentamos nuestros planos para que se presupuestaran estábamos seguros de poder ahorrarle al cliente con esas simples operaciones más de un 15% del costo de la ejecución.

Tras llegar los presupuestos ajustados a la nueva estructura obtuvimos la grata sorpresa que rondaban los 81.000€ de media. ¡¡¡Una rebaja del 29,5%!!!

Podéis imaginaros la alegría del promotor, ingeniero de profesión, que deseaba hacerse la vivienda unifamiliar para vivir con su familia, y confió en nosotros para intentar ahorrarse algo de dinero, porque antes no se le dio a su estructura el enfoque adecuado.

                   (Viga con un armado cuidado y con longitudes racionales. No es razonable poner longitudes de barra de 327cm y distancias de estribado de 9 cm)

Para más información os recomendamos un libro muy interesante, que para nosotros es de obligada lectura:

RAZON Y SER DE LOS TIPOS ESTRUCTURALES, EDUARDO TORROJA MIRET 

Y también puedes ponerte en contacto con nosotros o visitar las siguientes páginas:

Cálculo de Estructuras

https://upcommons.upc.edu/bitstream/handle/2117/94032/03FLnm03de13.pdf

 

 

 

No Comments

Post A Comment

dos + siete =